Un estudio argentino devela el origen de unas enigmáticas neuronas

Científicos del Conicet hallaron cómo se forman las CSF-cNs, que están en contacto con el líquido cefalorraquídeo, durante el desarrollo embrionario

Los científicos del Instituto Leloir lograron describir cómo se forman las enigmáticas “neuronas en contacto con el líquido cefalorraquídeo” durante fases avanzadas del desarrollo embrionario (Instituto Leloir)

El sistema nervioso está formado por una fascinante variedad de tipos de neuronas que se producen con extraordinaria precisión durante el desarrollo del cuerpo humano.

Entre ellas, están las enigmáticas “neuronas en contacto con el líquido cefalorraquídeo”, o CSF-cNs (por sus siglas en inglés), que se descubrieron hace casi un siglo y están presentes en una gran variedad de organismos, pero hasta ahora se desconocía su origen y su participación en los circuitos neuronales de la médula espinal.

Ahora, un equipo de investigadores de la Fundación Instituto Leloir (FIL), con la colaboración de colegas de otros centros de investigación de Argentina y de Alemania, logró identificar cómo se forma esta clase de neuronas durante fases avanzadas del desarrollo embrionario.

“Estas neuronas son interesantes porque se encuentran en una posición anatómica de privilegio, en íntimo contacto con el líquido cefalorraquídeo, que es el fluido que llena los ventrículos cerebrales y el canal central de la médula espinal. Si bien no sabemos aún con precisión el repertorio de funciones que cumplen, esta clase neuronal posee características, propiedades y una localización estratégica que sugieren que juegan un rol clave en la ejecución de movimientos, detectando la calidad y el flujo del líquido cefalorraquídeo”, señaló el director del estudio, Guillermo Lanuza, jefe del Laboratorio de Genética del Desarrollo Neural de la FIL e investigador del CONICET.