Por primera vez un avión de la Fuerza Aérea aterrizó en la base argentina más austral de la Antártida

Una aeronave DH6 Twin Otter unió por primera vez la Base Marambio con la Base Belgrano 2 en la profundidad del sector antártico argentino

El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas cumplió una misión sin precedentes en la Antártida, que se realizó en el marco de las operaciones que lleva adelante la dirección del Comando Antártico.

Una aeronave DH6 Twin Otter de la Fuerza Aérea Argentina unió por primera vez la Base Marambio con la Base Belgrano 2 en la profundidad del sector antártico argentino. El hecho se convirtió en un hito aéreo en la base antártica más austral de Argentina.

El viaje fue hecho por primera vez por Twin Otter. Un vuelo similar se había realizado en 1965 con un Douglas C-47, un aeronave que se convirtió en el primer servicio de transporte aéreo militar en la Antártida.

En un comunicado oficial el Estado Mayor Conjunto señaló que “el acontecimiento se dio en el marco de la denominada Operación Polar, que conduce el Comando Conjunto Antártico en el marco de la Campaña Antártica 2019”.

“El 10 de febrero se produjo el aterrizaje del avión en la zona aledaña al Nunatak Bertrab con el objetivo de abrir una ruta que permita futuros apoyos aéreos a ese punto geográfico distante y aislado donde vive un reducido grupo de argentinos”, indicaron.

En la operación se asistió con el alojamiento y racionamiento para el personal de conducción, los pilotos y mecánicos en la Base Marambio y el apoyo de pista en el destino final, donde la tripulación durmió.

Autoridades del EMCO destacaron ante Infobae que merece realizarse una mención especial a los pilotos de la Fuerza Aérea y a todo el personal participante por la exitosa misión que evidencia la importancia del accionar militar conjunto.

Funcionarios del área de Defensa sostuvieron que si bien la doctrina de la “conjuntes” se viene manejando en las FFAA a partir de la guerra de Malvinas, en los últimos años la misma se viene incrementando a través de la potenciación del rol del Estado Mayor Conjunto, que pasó de ser un organismo con funciones protocolares al verdadero coordinador y supervisor del accionar del sistema militar argentino.

Voceros de la Fuerza Aérea brindaron detalles de lo que calificaron como “un hito en la historia de la aviación militar”. El histórico vuelo se cumplió luego de que el domingo el equipo meteorológico de la Base Marambio identificara una ventana para realizar las operaciones aéreas previstas, en las que dos Twin Otter iniciaron su vuelo con destino a la Base Rothera, recorriendo 650km en 2 horas 40 minutos.

Finalmente, mientras que una de las aeronaves quedó asentada en Rothera operando como refuerzo, la segunda aeronave emprendió el siguiente tramo de la misión dirigiéndose al aeródromo Sky Blu Airstrip, para finalmente recorrer los 1004 kilómetros que la separaban de la Base Belgrano II, donde puso fin a su histórico aislamiento.

La 115º Campaña Antártica de Verano (CAV) está bajo coordinación y responsabilidad del Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR), dependiente del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de realizar todas las acciones de abastecimiento de las bases argentinas, entre permanentes y transitorias, y el apoyo logístico a las actividades científicas que desarrolla el país en la Antártida. Su titular actualmente es el General de División Justo Francisco Treviranus.

A pesar de las reducciones presupuestarias en materia de gasto militar el desarrollo de la actual campaña antártica de verano 2018/19 se perfila como una de las mejores operaciones conjuntas de las Fuerzas Armadas.

Con el rompehielos “Almirante Irizar” en plena operatividad y los medios puestos al servicio del sostenimiento de las operaciones por parte de la Fuerza Aérea, se cumplió el reaprovisionamiento de las bases permanentes y transitorias con las que el país cuenta en el sector antártico argentino, como así también con el recambio de las diferentes dotaciones civiles y militares.

Para este lunes está previsto el regreso del rompehielos Almirante Irizar a la dársena E del puerto metropolitano luego de cumplir la primera fase de la campaña. La nave tuvo un comportamiento satisfactorio y es la segunda campaña que realiza luego de la reparación y modernización integral que se realizó en TANDANOR, luego del incendio que destruyera casi el 90% de la planta propulsora y sectores vitales de la nave.

Aún restan llevarse a cabo dos etapas dado que la campaña antártica finaliza a mediados de abril. Cuando se termina con el repliegue del personal y cierre de las bases permanentes.