Argentina y un Paraíso de parques Nacionales

El lado B del turismo en Argentina es el de los Parques Nacionales. En sigilo y sin demasiada exposición se convirtieron en los atractivos más visitados por turistas de todas partes del mundo. El crecimiento se quintuplicó entre 1999 y 2017 gracias a la fuerte inversión en infraestructura, logística y un gran abanico de posibilidades para todos los gustos.

Estos son los mejores Parques Nacionales que podés visitar:

-Parque Nacional Iguazú

Situado a 17 kilómetros de Puerto Iguazú, al noreste del país, corresponde no solo a uno de los más famosos parques nacionales de Argentina, sino de todo el continente, resguardando en sus 67 000 ha, aproximadamente el 80% del extraordinario conjunto de saltos compartidos con Brasil, las míticas Cataratas de Iguazú.

El parque reconocido como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, cuenta con diversos sitios de invaluable interés ecológico, destacando entre ellos, la famosa Garganta del Diablo, el salto más grande de las Cataratas del Iguazú que alcanza los 80 metros de altura.

– Parque Nacional Baritú:

Se encuentra a 155 kilómetros de San Ramón de la Nueva Orán, en el noroeste argentino, extendiéndose por un área de 72 439 hectáreas, en el cual predominan escenarios propios del bioma conocido como la yunga, característico por selvas de montaña y bosques andinos.

Debido a su difícil acceso, el parque es uno de los menos visitados de Argentina, situación que ha permitido una mayor protección de su flora y fauna, siendo hogar de animales prácticamente extintos en otros rincones del planeta, como tapires, jaguares, armadillos, osos de anteojos, yaguarundíes, ocelotes y perezosos bayos, junto a una inmensa variedad de aves.

– Parque Nacional Talampaya:

Ubicado a 55 kilómetros de Villa Unión, en el noroeste del país, es uno de los parques más hermosos del país, con sus 215 000 hectáreas, yacimientos arqueológicos y paleontológicos con fósiles que documentan la evolución del planeta por más de 250 millones de años.

El parque, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, presenta paisajes rojizos y extrañas formaciones rocosas modeladas a lo largo de millones de años por procesos erosivos, destacando entre ellas, el conjunto de geoformas que hacen parte de la misteriosa Ciudad Perdida, una de las principales atracciones del parque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 11 =