Hace 10 años, El puente ¿Sigue el Muelle?

Hace un par de años –el 15 de octubre de 2019- Radio Fueguina publicaba en su portal digital de noticias que “el 7 de agosto de 2012, el Centro de Antiguos Pobladores de Río Grande emitía un comunicado crítico, respecto del primer aniversario (que se cumplía ese día) de la caída del histórico puente colgante sobre el río Grande”.
Aquella publicación recordaba que en esa ocasión la entidad firmante titulaba esa solicitada con la expresión: “El día de la desidia”, y que en su contenido señalaba que “frente al deterioro del puente (que llevaba unos meses dando evidencias que se encontraba a punto de colapsar) ‘los responsables, haciendo uso de sus recursos, esos que no se pusieron en favor del mantenimiento del puente, argumentaron excusas para desligarse de la pérdida irreparable que ha sufrido el patrimonio de la ciudad’”.
“El antiguo puente colgante, no es la primera víctima de esta desidia. Por el contrario, es una más que cada tanto nos recuerda el desapego que existe por nuestra cultura, nuestros predecesores y por nuestros símbolos”, afirmaba ese comunicado del Centro de Antiguos Pobladores, según el portal de la emisora.
“La desidia mostrada por los gobernantes en el cuidado del patrimonio histórico riograndense es una constante”, afirmaban los pioneros riograndenses, advirtiendo más adelante que “lugares históricos a los cuales el tiempo y clima embate sin protección como el Barrio CAP… sólo falta que su viejo muelle entregue su historia a las frías aguas del río ante la falta de cuidado”.
Hasta ahí algunos párrafos de aquella solicitada de hace nueve años cuando se cumplía el primer aniversario del hecho del que este 5 de agosto se cumplieron 10 años: el colapso y caída del puente colgante sobre el río Grande. Una obra majestuosa, testimonio de la historia, construido en 1918, sobre a la Ruta 3, a 11 Km de la ciudad. Su longitud era de 110 m y servía como medio para el transporte del ganado lanar que se sacaba de las estancias hacia el frigorífico. Punto.
Pero la nota de Radio Fueguina agregaba hace dos años que “fatídicamente, 7 años más tarde, la profecía se cumple. El viejo –histórico- muelle del barrio CAP ha comenzado a colapsar. Sus maderos podridos, abandonados de toda protección, comienzan a ser arrastrados por las aguas del río”.
También refrescaba la memoria con datos irrefutables respecto del frigorífico (hoy convertido en un gigante baldío abandonado, quemado y saqueado, en lo que no es más que otro claro ejemplo de la misma desidia de la que oportunamente nos ocuparemos). Dichos datos hablaban de que ese muelle era la puerta de salida de cientos de toneladas de cortes de carne ovina producto de la “faena y procesamiento de unos 2.000 lanares y hasta 200 cerdos por día”.
Hace 10 años fue el Puente Colgante, hoy “descolgado” y además abandonado y dejado allí librado a su suerte, como prueba de todo lo que no se debe hacer para arruinar un verdadero monumento histórico además de un hermoso paisaje en ese sector de nuestro río.
En cualquier momento puede ser el viejo muelle del CAP, donde el agua cada tanto se lleva un madero de una estructura que supo ser imponente y reflejo de una era pujante que sostuvo e impulsó la historia de la ciudad desde antes de su fundación.

¿Alguien hará algo o tendremos que ser también testigos obligados de la crónica de otro derrumbe anunciado?

Mira también  Si hice todo bien? ¿Aún así puedo tener un hijo con patologías alimentarias? *Por Dra. Mabel Bello