El Municipio reanuda los trabajos de la segunda etapa del Muro y Paseo Costero

El intendente Martín Perez recorrió las inmediaciones del Cristo donde comenzaron los trabajos preliminares de movimientos de suelo y de colocación de estructuras. Se trata de la segunda etapa de una de las obras más importantes a nivel urbano que se desarrolla en Río Grande, que ya concluyó en la zona central de la ciudad y que ahora se extiende hacia el norte.

Con el fin de continuar convirtiendo la dinámica costera en un espacio seguro y con valor paisajístico, el Municipio comenzó los trabajos de la segunda etapa del Muro y Paseo Costero. Una obra emblemática en la cual prevalecen la planificación y la proyección de una Río Grande a largo plazo, y que se lleva adelante con el acompañamiento del Gobierno Nacional.

Mira también  Se puso en marcha el flamante centro de transferencia para el transporte público de pasajeros

Perez recorrió, junto a la secretaria de Obras Públicas, Silvina Mónaco, las inmediaciones del Cristo donde tras finalizar la veda invernal comenzaron a desplegarse los trabajos preliminares de movimientos de suelo y de colocación de estructuras.

Al respecto, el Intendente destacó: “después de 20 años volvimos a construir una costanera que nos permite disfrutar más de la naturaleza y también nos protege. Queremos seguir modernizando y embelleciendo el espacio público, mejorando la accesibilidad y haciéndolo más seguro”.

La segunda etapa del Muro y Costero comprenderá, desde la zona del Cristo, 250 metros lineales y al igual que la obra ya inaugurada tendrá una importante intervención con recursos municipales en la zona de la playa. Esto incluirá nuevas veredas, luminaria Led, barandas de acero inoxidable; bajadas hacia la costa, bicisenda y asientos de descanso con vistas al mar.

Mira también  Melella recibió a la Multisectorial que presentará proyecto de Ley de emergencia energética en la Provincia

Junto a esta obra, el Municipio reconfigurará el trazado de la bicisenda y reordenará la estación saludable del sector para su unificación con el recorrido costero.

De esta manera, Río Grande vuelva a mirar el mar construyendo la defensa y paseo a lo largo de la línea de costa, brindando mayor seguridad contra inundaciones de áreas bajas de la ciudad como así también minimizando los potenciales procesos erosivos que pudiera poner en riesgo la infraestructura urbana cercana a la costa.

Con obras fundamentales para el desarrollo urbanístico de la ciudad, el Municipio avanza en la construcción de una Río Grande planificada, con proyección a futuro y con entornos seguros para que disfruten las y los vecinos.