La cerveza artesanal no para de crecer en Río Grande

Aunque el consumo de alcohol está a la baja en todo el mundo, de acuerdo a las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el único producto de este tipo que continúa creciendo en consumo es la cerveza artesanal. Es que sin dudas es un producto más refinado que su prima la cerveza industrializada, ya que cuenta con mejor calidad de ingredientes y un proceso de preparación más “casero”, que garantiza un sabor más interesante.

Claro que Río Grande no es una excepción, las cervecerías comenzaron a aparecer en nuestra ciudad como por arte de magia, inundando las calles con cerveza de alta calidad, a precios bastante accesibles. Quizás esa es una de las ventajas por las cuáles este producto está empatando muchas veces la pulseada contra el vino, en términos de su calidad similar, pero un precio más bajo.

Si bien es un producto que apenas si se podía conseguir hace más de 5 años, ahora es una tendencia a nivel nacional que no para de crecer. Es que con las herramientas adecuadas, buena higiene y respeto por aspectos bromatológicos, se puede preparar un producto de muy alta calidad. Además, las importaciones permiten conseguir lúpulo, cebada y otras materias primas de todas partes del mundo.

Tendencia internacional en Río Grande

Países como los Estados Unidos y el Reino Unido también están viviendo una época de bonanza para este tipo de emprendimientos, ya que los habitantes de esos países también están algo cansados del típico sabor de la cerveza común y están buscando algo más elaborado. Es que una de las posibilidades de este tipo de producto, es la capacidad de adaptarse a la mayoría de los gustos.

Si bien ya existían algunas cervezas más elaboradas de tipo industrializadas, las artesanales copan la banca desde un aspecto que nadie puede imitar de forma masiva, el sabor de una cocción lenta, paciente, hasta con “afecto” que llevan adelante los brewers que suelen sentir mucha pasión por el producto que ponen en sus barriles.

Tanto es así que en Río Grande se llevó adelante una degustación de los productores locales de cervezas artesanales en el paseo Canto del Viento, como parte de una presentación de diversos emprendimientos gastronómicos. En total más de 50 emprendedores participaron de esta muestra, como un indicio del impresionante crecimiento que vive este tipo de producción.

Existen diversos tipos de cervezas artesanales que se llevan adelante en nuestra ciudad, y que se pueden probar en establecimientos como HOBS cervecería, donde producen deliciosos Ales y Stouts de primera línea. Una de ellas es la típica IPA o India Pale Ale, que está muy de moda en la actualidad y que remite a cítricos, con un toque amargo que la hace ideal para picadas o platos de alto contraste. Las stouts por su parte son ideales para acompañar carnes rojas y más de uno las encontrarán como muy buena compañera del asado, terreno que solía ser exclusivo del vino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 2 =