Como combatir las bajas temperaturas de Tierra del Fuego

Desde hace tiempo se viene impulsando el uso de invernaderos y microtúneles, en Río Grande y la zona, para fomentar la producción frutihortícola durante todo el año y costear los complicados climas con los que se caracteriza la provincia.

Fuera de estos espacios, la producción está acotada a los meses de calor, de octubre a marzo. A partir de ese momento, las nevadas imposibilitan el trabajo agrario. Esto también limita la variedad de la cosecha.

Todo esto lleva a que la capacidad productiva de la provincia solo represente el 1% de lo que consume la sociedad fueguina. ¿La conclusión? Los valores del consumo cotidiano de frutas y verduras, son bastante más altos que en el resto del país.

Otro problema es que, la gran distancia entre la isla y los centros más grandes de producción, trae como consecuencia que, muchas veces, por la demora y el tiempo de transporte, estos productos pierdan calidad y nutrientes.

Trabajar la tierra en la isla fueguina

Debido a los cortos meses en los que se puede trabajar la tierra a cielo abierto, es recomendable adquirir equipamiento de calidad para aprovechar al máximo el tiempo y la época de producción. Una buena opción puede ser comprar sembradoras Fercam.

Mira también  Apple presentó el nuevo iPhone 12

Estas maquinarias pueden facilitar mucho trabajo y ahorrar tiempo. Además, asegurar la calidad de las mismas, evitará el riesgo de tener problemas mecánicos o técnicos que demoren y hagan perder dinero.

Es clave contar con buenos tractores, ya sea para el momento en el que se puede producir la tierra a cielo abierto, como para los invernaderos. A la hora de comprar tractores, hay que tener en cuenta que existen opciones para todas las necesidades.

Con los años, el rubro se fue especializando y hoy es posible encontrar un modelo que se adapte perfectamente a cualquier característica del suelo y a espacios reducidos, como los de un invernadero.

Para esto es necesario estar al tanto de estas particularidades y de cuáles son las necesidades a la hora de encarar la producción agraria. No hacerlo puede implicar un alto costo, tanto de tiempo, como económico.  

Mira también  La importancia del Linkbuilding para el rendimiento de un sitio web

Características de viveros y microtúneles

Si la economía no lo impide, con los climas de la provincia, es recomendable el uso de invernaderos. Pero, no es una inversión barata y quizá no esté al alcance de todos. La alternativa a esto pueden ser los microtúneles.

La característica principal de los invernaderos es que son totalmente herméticos. Están cubiertos por nylon de alta resistencia que permite aislar a la producción del clima exterior, utilizando sistemas de calefacción que generan una especie de microclima.

Generalmente, soportan con mayor facilidad climas extremos y vientos fuertes. Si bien es una gran inversión, insume menos mano de obra que otro tipo de producción.

Como dijimos, los microtúneles son alternativas más económicas a los invernaderos. Son estructuras que sufren poco los vientos intensos. Pueden confeccionarse en diferentes tamaños y de forma mucho más rápida y sencilla que los invernáculos.

Mira también  ¡Viva México!

 Para su construcción se necesitan solo 3 elementos:

  • Arcos: que deben ser de un material flexible y lisos para no romper la cobertura. Se puede optar por caños de hierro cubiertos con algún material como mangueras, o caños plásticos.
  • Cobertura: Se cree que la mejor opción es el polietileno. Debe ser lo suficientemente claro para permitir que pase la mayor cantidad de luz y retener el calor. Además, tiene que ser un material flexible y maleable.
  • Sujeción: punto clave si se ubica en tierras ventosas. Pueden ser estacas, sogas, hilos, alambres o cualquier material que asegure un buen agarre al suelo.

A pesar del mal clima de la provincia, hay muchos puntos a favor frente a otros territorios. Cuenta con un medioambiente muy limpio, libre de contaminación y polución.

Por otro lado, gracias a las bajas temperaturas, hay muchas plagas y enfermedades, que atacan los campos del resto del país, que no sobreviven. Esto da un beneficio importante en lo que respecta a la calidad de los productos, evitando utilización de algunos químicos.

Así que, aunque a veces se pueda renegar del frío fueguino, este también puede traer ventajas. Es solo cuestión de encontrar la forma y aprender a aprovecharlas.