Deporte, una manera de potenciar capacidades *Por Marta Massimino

El deporte es un aspecto importante a tener en cuenta para un buen desarrollo biopsicosocial de cualquier persona. Por eso, en el caso de quienes tienen una discapacidad intelectual, es uno de los puntales para que ellos se desarrollen.

Obviamente, antes hay que realizar una evaluación que tenga en cuenta lo biológico y lo orgánico para así conocer el estado de diferentes funciones (visuales, cardiológicas, respiratorias y otras) que puedan condicionar la selección y ejecución de algún deporte. En cuanto al aspecto psicológico, el realizar actividad física en forma continua y variada favorece al estado anímico, a la autoestima de cada uno y genera un bienestar general.

Lo social también es importante, porque les permite integrarse en la comunidad a partir de encuentros y competencias deportivas, de concurrir a diferentes clubes, ya sea para realizar básquet, natación y más. Esto es fundamental porque en la discapacidad intelectual las funciones cognitivas e intelectuales están disminuidas, como también las habilidades adaptativas (lenguaje, lectoescritura y más), las actividades de la vida diaria y lo social. De acuerdo a los diferentes niveles cognitivos de cada uno, serán las capacidades motoras que tendrán para la ejecución de un determinado deporte, teniendo en cuenta también la comprensión de las consignas y de las reglas de cada juego.

En personas con Síndrome de Down, donde existe una hipotonía de base, además de sobrepeso y obesidad, es difícil que espontáneamente busquen realizar actividad física o algún deporte. Hay que motivarlos, incentivarlos, armarles una rutina e incorporar adaptaciones según las necesidades individuales, para que puedan llevar a cabo los ejercicios específicos, tanto a nivel individual como grupal, de manera interdisciplinaria combinando diferentes tipos de fuerza (lenta, rápida, explosiva), velocidades variadas, desarrollando resistencias musculares-aeróbicas-anaeróbicas; que generen mejor coordinación dinámica general y viso motriz, manera que puedan aprender más y posicionarse desde un lugar más participativo para integrarse aún más a la comunidad.

Es fundamental que se mantengan activos, tonificados en la medida de lo posible, que mejoren aspectos de la salud, en cuanto a lo muscular, articulatorio, circulatorio, respiratorio y otras funciones (digestivas, endocrinas).

*Directora pedagógica de Fundación Río Pinturas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + catorce =