Concejales recibieron a los nuevos Vocales del Tribunal de Cuentas Municipal

Los concejales se reunieron con los Vocales del Tribunal de Cuentas Municipal, quienes explicaron las deficiencias referidas a la labor que efectúan, y sobre todo para cumplir la nueva ordenanza que propende al control concomitante.

El Presidente del TCM Pedro Fernández resaltó que para “efectuar ese control demandarían de mayor personal contable y legal, porque como como vocales no podemos meternos en ese control”. Además remarcó que al día de hoy están “cerca del 100% de lo que les fue dado por presupuesto”. La concejal Duré sostuvo que actualmente el “TCM tiene un plantel de veinticinco personas, y nos plantearon la falta de personal profesional para las áreas de legal, y contable”. Por su parte el concejal Rossi sostuvo que “deberían de realizar una readecuación interna del organismo, y luego ver si corresponde o no un incremento presupuestario”.


Río Grande.- En la reunión de la comisión de Presupuesto que preside la concejal María Eugenia Duré recibió a los Vocales del Tribunal de Cuentas Municipal, quienes explicaron a los ediles las necesidades presupuestarias que tienen para poder llevar adelante las respectivas acciones para cumplir con su función de contralor.

El encuentro presidido por la titular de la Comisión, participando también los concejales Paulino Rossi, Verónica González, Laura Colazo y Alejandro Nogar, como así también estuvo presente el Presidente del TCM Pedro Fernández junto a los Vocales Carlos Iommi y Nicolás Giordano.

Tras la reunión, la titular de la Comisión María Eugenia Duré manifestó que “nos explicaron la falta de personal que tienen en la institución, el limitante del presupuesto, como así también el organigrama que tienen como para poder llevarlo adelante en cuanto a las tareas que tienen que realizar”.

Recordó que el “8% del presupuesto se divide entre el Concejo Deliberante, el Juzgado de Faltas, y el Tribunal de Cuentas Municipal”, dijo, al tiempo que agregó que ellos “están trabajando con veinticinco personas en la actualidad, donde hay dos áreas específicas en las que les falta personal profesional, una es el área legal, y la otra es la contable”.

Asimismo la edil resaltó que nosotros el año pasado “aprobamos una ordenanza que tiene que ver con los controles, por lo cual les requerimos el organigrama específico, el personal profesional que estaría faltando según el requerimiento de los Vocales”, sostuvo.

“Deberían de readecuar cuestiones internas, y luego ver si corresponde o no un incremento presupuestario”

En tanto el concejal Paulino Rossi señaló que “la reunión fue positiva porque siempre está bueno cada vez que arranca el año es saber la situación de cada uno de los organismos”, dijo, al tiempo que sostuvo que “antes de pedir aumentar el gasto administrativo de la ciudad que tiene tantas necesidades respecto a obra pública, primero se tiene que ver dentro de las instituciones si el recurso se está utilizando bien”, subrayó el edil.

Rossi remarcó que lo primero que tiene que ver el Tribunal de Cuentas Municipal es que “sesenta días de vacaciones al año del personal es un costo muy alto que se está generando, lo cual obviamente no permite tener la eficiencia que se requiere del caso y hacer una evaluación, debido a que si menos del 50% del personal está abocado a tareas de auditoria, y más de este porcentaje a tareas administrativas tenemos que ver en primer lugar de como se puede readecuar este tipo de cuestiones, y luego ver si corresponde o no un incremento presupuestario”.

Puntualizó que hay que ser muy “responsables al momento de aumentar el gasto público, dado el impacto que tienen”.

Ante el planteó realizado por los tribunos de la necesidad de aumentar el presupuesto, dijo que “llama la atención, teniendo en cuenta que hay mayor cantidad de personas, y faltan auditores, me parece que hay que ser muy responsables al momento de incorporar personal, siendo que la razón de ser del TCM es garantizarle a la sociedad la transparencia de los actos de los gastos del Municipio en su conjunto, entonces hace falta una institución que cumpla con esta función, pero que puertas adentro también cumpla la función con la eficacia que esto merece”.

En tal sentido resaltó que “tomaron la decisión de aumentar la cantidad de relatores, pero si se priorizan los relatores por sobre los auditores puede generar algunos problemas operativos, y será un tema que tendrán que replantearse las nuevas autoridades”.

Finalmente recordó que hace “diez años atrás el TCM comenzó a funcionar con diez personas, y hoy tienen a veinticinco personas, donde se ha hecho un fuerte incremento debido a que se entiende la necesidad de contralor, pero también tienen que hacer un fuerte replanteo hacia adentro sobre ciertas cuestiones que están planteadas hace mucho”.

“Al día de la fecha prácticamente estamos al 100% de lo que nos fue dado por presupuesto”

Por su parte el Presidente del Tribunal de Cuentas Municipal (TCM) Pedro Fernández señaló que una “vez que comenzamos con la labor realizamos un relevamiento de las diferentes áreas del Tribunal de Cuentas, donde en este encuentro con los ediles les comentamos cuales son las deficiencias que tenemos dentro del organismo referidas a la labor que se viene efectuando momentáneamente”

En tal sentido sostuvo que la nueva ordenanza de “control concomitante implicaría crear una nueva área dentro del TCM, teniendo en cuenta que para efectuar el control concomitante requiere de la modificación del reglamento, que es una atribución que tiene el TCM, por supuesto que lo vamos a llevar adelante consultando al Concejo Deliberante, que es quien sancionó la ordenanza de efectuar el control concomitante, por lo cual la tarea es común”.

Indicó que todavía no “sabemos en qué consiste el control concomitante, dado que no efectuamos la modificación del reglamento, estamos manteniendo reuniones con diferentes órganos, y en este sentido el día viernes vamos a tener una reunión con el Tribunal de Cuentas de la provincia, de forma de poder saber cuál es la labor del control concomitante contable-legal que efectúan los mismos, por lo cual estamos tratando de nutrirnos de todas las herramientas necesarias, como funcionan aquellos organismos que realizan control concomitante, y una vez que esto sea estudiado, nosotros les indicaríamos que es lo que necesitaríamos y en que consiste a partir de ahora realizar el control concomitante”.

Puntualizó que para nosotros el “control concomitante significa durante, es decir no es ni anterior, ni posterior, y efectuar el control concomitante indicaría que durante la realización de determinado análisis del expediente se pueda ir controlando de manera contable y legal que esto sea correcto”, dijo, al tiempo que agregó que la realización de esta tarea “requiere de un personal extra contable y legal seguro, teniendo en cuenta que nosotros somos Vocales del TCM, y como tales no podríamos meternos en ese control concomitante porque de alguna manera estaríamos adelantando el criterio de un voto que posteriormente tendríamos que hacerlo, por lo cual me parece que tiene que ser a partir de un área independiente dentro del TCM”.

Indicó que actualmente el personal del Tribunal es de “veinticinco personas, de las cuales auditoria legal está descubierta completamente, no contamos con ningún auditor legal, mientras que también tenemos un desfasaje en lo que se refiere a los auditores contables”.

También mostró preocupación que al “día de la fecha prácticamente estamos al 100% de lo que nos fue dado por presupuesto, y nosotros como organismos no podemos gastar más dinero de lo que uno tiene, y eso es lo que vamos a hacer”.

Finalmente Fernández sostuvo que “prácticamente el 93% de nuestro presupuesto se va en salario, donde hay partidas que ya están agotadas, por lo cual lo que les expusimos a los ediles es lo que nosotros necesitamos para poder trabajar correctamente, pero igualmente de no poder contar con mayor presupuesto, el trabajo se va a realizar igual”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 8 =